CUANDO LOS ANTICONCEPTIVOS FALLARON


“Niña” embarazada.

Todo empezó cuando dos gatos empezaron a rondar nuestro hogar: un amarillo y uno negro. No nos buscaban a nosotros, por supuesto, sino a nuestra gata, la que al principio se llamó Beba, Luna, Lala o, más recientemente, “Niña”. Para cuando estos dos gatos, viejos y “vividos” empezaron a acercarse a nuestros alrededores, la “Niña” era apenas una pequeña gata casta y virgen, impoluta, que sólo pensaba en jugar, comer y beber agua. Pero el tiempo pasa y especialmente en los gatos, porque un año gatuno equivale a 15 años humanos, de tal manera que nuestra pequeña nieta felina creció y se desarrolló rápidamente (nieta, porque su madre adoptiva es la joven Daniela). Entonces, al ver que empezó a irse de la casa con más frecuencia, decidimos inyectarle un anticonceptivo y la llevamos al veterinario, el cual la desparasitó y le puso la inyección de planificación familiar.

Sin embargo una noche la vimos con una conducta del todo rara. Cuando ella se dio cuenta que nosotros la veíamos alejarse en el techo con el gato negro se escondió atrás del tejado de doble agua y por momentos sacaba la cabeza para ver si nosotros todavía estábamos ahí. Parecía una adolescente temerosa de sus padres. Al final, se marchó con el gato negro, toda la noche…

Entendimos que el gato negro era su novio. Del gato amarillo no sospechábamos porque este era un ladrón de comida y además era muy violento con ella; aunque un día la vimos también con él comportándose de una manera más íntima y cordial, como de amistad.

Cuando acudimos la siguiente vez al veterinario para la segunda aplicación del anticonceptivos, él nos dijo que no se la pondría porque estaba preñada. Se suponía que no tendría que entrar en celo; pero un par de noches nosotros la escuchamos maullar en el tejado de esa manera tan peculiar en que lo hacen las gatas cuando andan por ahí haciendo “sus cositas”. Bueno, los anticonceptivos tienen un 95 a 99 % de efectividad; pero aun así, queda ese 1 % en el que pueden fallar, y en el caso de la “Niña”, pues, para nuestra decepción, fallaron.

Entonces hacíamos la broma en la casa diciendo cosas como: “…tanto que la aconsejamos y se fue a meter con el primer vago que se halló en la calle…”, “…tan santita que se veía, pero…”, y cosas así. Y nos reíamos.

Notamos entonces que la gata tuvo un aumento notable del apetito y que le empezó a crecer el abdomen gradualmente. Las gatas tienen embarazos de más o menos 63 días y pueden tener camadas de tres a seis gatitos cada vez.

Desde el día de ayer, todos notamos algo diferente en la gata: insistentemente buscaba entrar al cuarto de nuestras hijas, buscaba y examinaba con el olfato y la mirada todos los lugares de la casa. Este mediodía una de nuestras hijas, al regresar de la escuela, acudió a su maullido incesante  y descubrió que nuestra gatita se encontraba dentro de una gaveta de su dormitorio lamiendo y alimentando a tres gatitos recién nacidos. A todos nos alegró y la felina madre al ver que nos asomamos de forma curiosa nos “llamaba” y gustosamente aceptaba y “pedía” nuestras caricias.

Nos hemos encariñado ya con esos tres mininos que fácilmente se robaron nuestro corazón. La maternidad es verdaderamente hermosa, no importa a través de qué ser vivo se manifieste. Hoy ambos nos sentimos verdaderos “bisabuelos”, ni qué decir de las cuatro felices abuelas (Laura, Mariana, Beatriz y Daniela) que tienen estos neonatos micifuces. Pero aún así, ninguno de nosotros esperábamos ser bisabuelos tan rápido.

Texto (escrito el 31 de mayo de 2011):

Érika Valencia-Perdomo

Óscar Perdomo León

Fotografías:

Óscar Perdomo León

Acerca de Érika Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León.

Médicos.
Esta entrada fue publicada en Anécdota, Animales, Gatos, Intimidades. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a CUANDO LOS ANTICONCEPTIVOS FALLARON

  1. LauraLugoFelix Valencia Ceroni Bodin dijo:

    Qué dichosa la felina, de tener un hogar tan lleno de amor y comprensión. Estará bien atendida y sus hijos crecerán felices. Este es un bello cuento, ¿cuándo escribes el segundo capítulo de este saga? ¿Conoces a los cuentos de Beatrix Potter, escritora inglesa famosísima que escribió muchos cuentos sobre los animales que habitaban su bella región de verde de esmeralda en Inglaterra. Este cuento me recuerda los cuentos de Beatrix Potter.
    A los 25 años desarrollé una alergia a los gatos, pero me encanta verlos desde lejos. Este cuento y estas fotos “have warmed my heart” como se dice en inglés. Que felicidad que hay gente como ustedes, que respetan y aman y cuidan a los animales, quienes tienen los mismos derechos de vivir en este planeta que nosotros.
    ¿Te acuerdas de la gata de la 27? No, habías nacido todavía. La gata de la 27 – es esa otra historia….
    Laurita de los EE.UU.

    • Gracias por tu comentario Laurita. La verdad nos sentimos muy contentos por los gatitos y por la confianza que la gata nos tiene, porque desde el primer día nos ha permitido verlos y cuando nos oye llegar a la casa nos llama y nos pide que la acariciemos.
      Fijate que no he leído a Beatrix Potter, sin embargo buscaré sus textos para navegar en sus cuentos. Gracias por mencionarla.
      Un abrazo caluroso y afectivo desde El Salvador.

  2. me encanta esta historia, aunque en lo particular no me gustan los gatos prefiero los perros,pero se ve que la quieren mucho y sus gatitos estan hermosos,y la verdad que cualquier maternidad es hermosa , es el milagro de Dios desarrollandose, bye cuidense

  3. Flushing,nyc Sept-16th-2011
    7:24pm
    Son geniales…
    De un buen tiempo aca,estoy leyendo “Las astillas” que aparecen en la prensa grafica en la pagina cibernetica ,me parecen todas y lease bien TODAS muy buenas composiciones…
    Espero en verdad que nunca dejen de hacerlo ya que de una u otra forma a mas de alguno de los que logramos leerlas ,seguramente nos conecta…
    Venga un abrazo inolvidable a la distancia y que Mi Dios les Bendiga y guarde donde quiera que vayan..!
    Henry Bonilla
    henry348@yahoo.com

  4. Pingback: LA MELCOCHA, EL COMPAÑERO QUE SE FUE | LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s