¿MADRECITA SANTA? ¿PADRE RESPONSABLE?

Haciendo la fila para hacer unos pagos en el banco, observamos como un niño hacía de las suyas sin que su madre lo pusiera en orden. El niño corría de un lado a otro, gritaba, tomaba folletos de promoción y los rompía, escupía en el piso y después regaba la saliva con su zapato…  Bueno, el niño era todo un caso que ponía los nervios de punta a cualquiera. ¿Pero y su santa madrecita qué hacía para detenerlo o corregirlo? No hacía nada, absolutamente nada, ella únicamente le sonreía al niño malcriado y le repetía constantemente que al salir del banco le iría a comprar no sé qué cosa. Había una indiferencia en ella hacia lo que hacía el niño que daban ganas de no corregir al niño, sino a ella, por ser consentidora de semejantes faltas de respeto hacia las otras personas que estabamos en la fila. ¿Adónde quedaron las “santas madrecitas” que con una sola mirada reprendían más que con cien golpes o regaños?

¿No será que esa apatía, esa falta de responsabilidad de las madres y padres salvadoreños ha influido en algo para que esta descomposición social en la que nos encontramos se magnifique? Vivimos en un El Salvador en donde la vida no vale nada y ya no hay diferencia, como dice la canción “Cambalache”, entre ser un gran profesor o ser un gran burro.

Creemos fervientemente que lo que le hace falta a El Salvador es una buena dosis de disciplina para los adultos y los jóvenes. No es posible que sigamos en el caos diario en el que vivimos,  en el que nos pseudo desarrollamos, tal desorden sólo genera pereza mental, espiritual, anarquía y violencia. Estamos acostumbrados a que nadie nos diga lo malo que hacemos porque eso es como “violar nuestro derecho humano”.

Nos hemos olvidado que el respeto al prójimo es la paz. Nos hemos olvidado de la satisfacción que genera obtener algo mediante el esfuerzo y el trabajo y nos hemos acomodado en el plácido colchón de las remesas, dejando que nuestros hijos crezcan como animalitos. Nos hemos vuelto egoístas porque no les damos a los niños la disciplina y no implementamos las normas de convivencia que nuestros padres y abuelos nos enseñaron.

¿Cómo vamos a eliminar las enfermedades infecciosas que tanto dolor y muerte causan en nuestros vulnerables hijos, si no les enseñamos que no se escupe hacia los demás, que no se toca el piso por las múltiples bacterias que ahí se encuentran? ¿Cómo vamos a salir del infra sub desarrollo en que vivimos si nuestros pensamientos y respeto al prójimo son tan pequeños como un átomo de hidrógeno?

Son estas madres y padres alcahuetas, mal educados y perezosos para educar en la razón, moral y respeto ajeno, responsables de mucho de lo malo que ocurre en nuestro país. Esta reflexión por supuesto se extiende a los hermanos mayores y profesores de estos infantes.

El Salvador está inmerso en una lamentable degeneración de la moral, la ética, la conducta y la razón. Si no hacemos nuestro mejor esfuerzo, pronto llegaremos al punto de no retorno, en donde nuestra sociedad se volverá una selva intolerable de vivir.

Texto:

Érika Valencia-Perdomo

Óscar Perdomo León

Imagen extraída de: http://www.google.com.sv/search?hl=es&q=ni%C3%B1o%20malcriado&gs_sm=c&gs_upl=1232l5030l0l14l14l0l4l4l1l505l3098l3-5.2.1&biw=1280&bih=699&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi

Acerca de Érika Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León.

Médicos.
Esta entrada fue publicada en Educación, Opinión. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿MADRECITA SANTA? ¿PADRE RESPONSABLE?

  1. que acertado es tu comentario, estamos llenos de jovenes ignorantes,analfabetos( y no porque no puedan leer)arrogantes mal educados,que falta hace la correa colgada en la pared que te recordaba que deberias ser persona,y te dire que no solo en nuestro pais es esto tambien en los que se llaman desarrollados ,aca donde si reprendes a tu hijo este facilmente te dice que te va adenunciar con la policia(estan tan educados por los maestros de sus escuelas)no esto sera un caos, pero aunque seamos pocos los que conducimos a nuestros hijos algo lograremos,por lo menos dejar personas utiles a la sociedad y poder morir en paz. Cuidense

  2. Muchas gracias, annahernandezalas, por tu comentario. Estamos de acuerdo con lo que expresás. Abrazos.

  3. mitzi natalia chico villigas dijo:

    muchas gracias por tu comentario estamos de acuerdo con lo que expresas.besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s