UN FIN DE SEMANA EN SUCHITOTO. Crónica y fotorreportaje

Suchitoto 1

El recién fin de semana pasado inició de forma mágica desde las siete y media de la mañana cuando mi hermana Lisette me regaló tres libros que fueron de nuestro abuelo, el más antiguo de ellos es el llamado “Historia de El Salvador, época colonial”  que data de 1900, escrito por Santiago Barberena; más tarde estuve sentada en el jardín de la casa de Salarrué, en medio de árboles magníficos y de ahí en un acto de “aventura”, terminé  (sin haberlo planeado) junto a Óscar en un pueblo que tanto a él como a mí nos encanta: Suchitoto.

Érika Valencia-Perdomo y Roberto Laínez Díaz en el jardín de Salarrué

Érika conversando con el escritor Roberto Laínez Díaz, en el jardín de Salarrué.

Suchitoto 3

Colores vivos contrastando muy bien con el blanco de la iglesia Santa Lucía, de Suchitoto.

Suchitoto 2

Balcón antiguo.
¿Adónde estás Romeo,
que no te veo?

Suchitoto 4

Parque central.

Suchitoto 5

El clima fresco y la serenidad de la mañana.

Suchitoto 7

Bellas calles empedradas.

Ahí pudimos ver la muy buena puesta en escena de un fragmento de EL POPOL-VUH. Después buscamos algún lugar en donde pasar la noche e inmediatamente empezamos la intrépida búsqueda de un par de sandalias, porque para caminar por las hermosas calles empedradas de Suchitoto hay que hacerlo con zapatos bajos y yo portaba sendos tacones, así que gracias a las atentas indicaciones de algunos lugareños pude al fin deshacerme de mi calzado y junto a Óscar iniciamos nuestro paseo nocturno, yendo a lugares ya conocidos y descubriendo otros, riendo y tomándonos de la mano como dos novios aprendiendo a conocerse, la magia continuó con una noche magnífica a su lado y un despertar increíble.

Suchitoto 15

El amanecer nos sorprendió con una temprana caminata…

Suchitoto 8

o

Suchitoto 11

o

Suchitoto 10

Bellos portales.

Suchitoto 12

o

El amanecer nos sorprendió con una temprana caminata para observar a sus habitantes iniciar las actividades, las campanas de la iglesia Santa lucía llamaban a los suyos, quienes poco a poco iban llegando a ella llevando consigo el rumor que despertaba lentamente al pueblo y a su plaza.

Suchitoto 22

o

Suchitoto 16

Callejuelas de paredes antiguas.

Suchitoto 20

o

Suchitoto 21

o

Suchitoto 36

Magníficos techos de teja.

Suchitoto 38

o

Suchitoto 39

o

Suchitoto 37

El lago Suchitlán… majestuoso.

Suchitoto Museo Café

Entrada al Museo Café.

El fin de semana se coronó cuando conocimos un lugar lleno de paz, luz y con una bella iglesia construida por algunos que se perdieron en las mentes locales y retomada por las hermanas dominicas en 1914, quienes crearon ahí el convento y colegio Santa Imelda.

Suchitoto Museo Café 2

Iglesia del barrio San José.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 2

Campanario.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 3

Interior de la iglesia.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 4

La guerra civil hizo que las dominicas se fueran de ahí, quedando la iglesia en total abandono…

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 6

Nave central de la iglesia.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 8

Columnas coloniales.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto

Acercamiento de la parte frontal de la iglesia.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 11

Campanario.

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 10

o

Iglesia del barrrio San José, en Suchitoto 12

o

Suchitoto Museo Café 3

La guerra civil hizo que las dominicas se fueran de ahí, quedando la iglesia en total abandono, hasta que el inmueble fue adquirido y reconstruido para dar paso al Centro de Arte para la Paz, lugar en donde el espacio verde, la fachada antigua de la iglesia y una veranera llena de color invitan al visitante a sentarse un rato bajo la sombra de una sombrilla de mesa, degustar un delicioso café expreso junto con un sándwich gourmet preparado en la cafetería del lugar.

Suchitoto Museo Café 18

Érika escribiendo la crónica.

Suchitoto, un pueblo sumamente dañado durante el conflicto armado, es hoy grande por el deseo de paz de sus habitantes y la visión de Alejandro Cotto.

Me encanta hacer turismo interno en mi país, es algo que disfruto plenamente.

Texto:

Erika Valencia-Perdomo

Fotografías:

Óscar Perdomo León

y Érika Valencia-Perdomo

Artículos relacionados:
CASA-MUSEO EN SUCHITOTO, fotorreportaje. Primera parte. | LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR
CASA-MUSEO EN SUCHITOTO, fotorreportaje. Segunda parte. | LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR
SUCHITOTO | LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR

Acerca de Érika Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León.

Médicos.
Esta entrada fue publicada en fotografía, Turismo, Turismo nacional y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a UN FIN DE SEMANA EN SUCHITOTO. Crónica y fotorreportaje

  1. Josue C dijo:

    Muy bonito día. Que tengan muchos mas asi par de pichones. Saludes

  2. Pingback: UN FIN DE SEMANA EN SUCHITOTO. Crónica y fotorreportaje. Por Érika Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León. | MIRAR, PENSAR, INVENTAR... | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s