LO QUE ME HIZO CANTAR

Érika y la montaña

LO QUE ME HIZO CANTAR

Esa tu calma reposando en un pilar de cemento,

combinada con la belleza de tu cabello largo,

con tus ojos como catedrales en una noche iluminada a medias,

con tu cuerpo que es la Venus de Milo sin mutilar,

más un gozo de sensibilidad humectada de hermosa sencillez cuando leés un poema

y sumado todo

a la callada mañana de invierno en San Salvador,

fue lo que me hizo cantar en el interior de mi mente

una grey de hosannas selváticas,

amorosas y tiernas,

llenas de locura infantil,

invadidas, con fuerza y razón,

por un cometa mío que se llama

entrega,

mostrándome a mí mismo,

el ardor lejano,

la ancestral fogata

interna.

***

Texto y fotografías:

Óscar Perdomo León

Acerca de Érika Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León.

Médicos.
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s