Nuestros libros

DIARIO PROHIBIDO

Novela corta

Escrita por Óscar Perdomo León

La pueden adquirir en formato de libro electrónico (para Kindle o PC) siguiendo este enlace: http://www.amazon.com/DIARIO-PROHIBIDO-Spanish-Edition-ebook/dp/B007JOBSGK/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1331674217&sr=1-1

Un aniversario más de DIARIO PROHIBIDO: http://oscarperdomoleon.wordpress.com/2011/06/21/diario-prohibido-novela-corta-un-aniversario-mas/

Artículo relacionado: COMENTARIOS ESCRITOS SOBRE DIARIO PROHIBIDO, escritos por Silvia Elena Regalado y Orsy Campos

OOO

MARÍA PUEDE VOLAR

Novela corta

Co-escrita por Érika Mariana Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León

El libro completo lo pueden adquirir en formato de libro electrónico (para kindle o para PC) siguiendo este enlace: http://www.amazon.com/kindle/dp/B007JWRW44

Pueden leer un fragmento (uno de sus capítulos –LA PUERTA DEL DIABLO-) siguiendo este enlace: http://laesquinaderikayoscar.blogspot.com/2010/03/la-puerta-del-diablo-1762-fragmento-de_2821.html

OOO

Podrán encontrar algunos libros nuestros (incluyendo los de fotografías), gratuitos, siguiendo este enlace:

http://issuu.com/search?q=%C3%B3scar%20perdomo%20le%C3%B3n

OOO

MÁS ALLÁ DE LOS 400 CERROS

(Ocho caminos en el arte de Sensuntepeque)

Perfiles biográficos de algunas personas sensuntepecanas relacionadas al arte

Libro co-escrito por Érika Mariana Valencia-Perdomo y Óscar Perdomo León

Casi ya lo hemos terminado y esperamos publicarlo pronto.

¿Por qué decidimos escribir este libro aún cuando nosotros, los miembros de LA ESQUINA no somos de Sensuntepeque?

Este proyecto nació inspirado en el deseo de mantener en la memoria de nuestro pueblo y en la de las futuras generaciones, las virtudes artísticas de algunos personajes que hemos conocido y que han nacido en Sensuntepeque, cabecera del departamento de Cabañas, o que aún no habiendo nacido en esta ciudad han dado un aporte cultural importante a ella.

Hay que hacer notar que los logros artísticos de cada uno de los mencionados en este trabajo, son más bien producto de un esfuerzo individual y no el fruto de una política de país que beneficie y dé las herramientas adecuadas para su desarrollo.

El departamento de Cabañas, ubicado en El Salvador (América Central), está localizado en la zona para-central norte del país. El río Lempa le sirve de límite con los departamentos de Chalatenango, el departamento de San Miguel y la República de Honduras. Su territorio está conformado, en la mayor parte, por una alta meseta, accidentada en el sur por la sierra de Cabañas, así como por pequeñas llanuras en torno al río Lempa y sus afluentes Copinolapa, Titihuapa y Aseseco. Posee un clima tropical, cálido húmedo. La economía de la zona se basa fundamentalmente en las remesas, el comercio, la ganadería y en mínima parte por los cultivos de cereales. La cabecera departamental es Sensuntepeque. La escasa industria que hay en el departamento se localiza en Ilobasco, la segunda ciudad principal, destacando la cerámica y los productos artesanales.

Sensuntepeque es una ciudad que está situada a 83 km. al noreste de la capital, San Salvador y a una altitud de 820 msnm.  Tiene una población de 35 mil habitantes, y una extensión territorial de 306,33 km². Está subdividido geográficamente en 22 cantones y 236 caseríos en la zona rural. La zona urbana se divide en cuatro populosos barrios y 28 colonias. Sensuntepeque, que ocupa un rango secundario en la red urbana del país, está mal comunicado con el resto del país, únicamente dispone de una trama de carreteras secundarias en mal estado.

Breve historia de Sensuntepeque

“La localidad fue fundada como pueblo de indios pipiles en el año 1550; en 1799 se convirtió en cabecera del partido de Titihuapa. El 20 de diciembre de 1811, sus pobladores se alzaron contra el dominio colonial español. Proclamada la independencia en 1821, durante el gobierno de José María Cornejo (1829-1832) recibió el título de villa. El 10 de febrero de 1873, Sensuntepeque, fue nombrada cabecera departamental de Cabañas”.[1]

¿En qué contexto se desarrolla la cultura en Sensuntepeque?

Uno de los principales problemas de El Salvador ha sido la política de los sucesivos gobiernos de planta, a través de toda su historia,  con una actitud de exclusión de los más pobres de los beneficios de la educación en cuanto a nuestra identidad cultural, excomunión del arte en todas sus esplendorosas manifestaciones[2] y, primordialmente, de exclusión de los bienes económicos[3].

El desempleo aumenta desaforadamente año con año. Esto último ha obligado a que una cantidad enorme de salvadoreños y salvadoreñas abandonen nuestro país en busca de una mejor situación económica, lo cual conlleva al desmembramiento de la familia.  “Más de un cuarto de la población de El Salvador vive hoy en Estados Unidos. Sin reconocerlo oficialmente, los sucesivos gobiernos han favorecido esta emigración que ayuda a paliar la presión social. Los fondos enviados por la diáspora constituyeron en 2008 la primera fuente de divisas del país. Pero la partida, cada año, de 180,000 salvadoreños (¡500 por día!) tiene un impacto dramático sobre las familias y deja numerosos adolescentes abandonados a su suerte”.[4] Los hijos quedan al cuidado de otros familiares distintos a los padres y, en el mejor de los casos, crecen sólo al lado de uno de los padres. El país ha absorbido la cultura de “la remesa”. El ideal de la mayoría de salvadoreños pobres no es quedarse en El Salvador para trabajar en él y engrandecerlo, sino más bien es irse del país para tratar de sobrevivir. Muchos jóvenes que se quedan sin un apoyo psicológico y familiar, terminan desperdiciando sus vidas en las “maras”, en las que aprenden a sobrevivir robando, extorsionando, vendiendo droga y asesinando a miembros de las pandillas rivales; sin embargo, son esas asociaciones las que les dan el sentimiento de pertenencia que nunca pudieron hallar en su familia.

Los conflictos y los momentos de crisis social hacen que muchas veces se desarrolle el arte en todas sus expresiones, como respuesta a las coyunturas existentes,  pero también estamos conscientes que en los países desarrollados, es justamente el fomento del arte lo que  ha servido como base para la superación, la convivencia armónica entre las personas y su entorno, y para el desarrollo científico y económico.

MÁS ALLÁ DE LOS 400 CERROS es un libro que está inspirado en personas comunes y sencillas, que de alguna manera han sido y son trabajadores e impulsadores del arte, ya sea porque con su constancia o por su proyección social a nivel local o nacional han dado un aporte a Sensuntepeque. Estos personajes no los hemos escogido por simple azar, por el contrario de varios de ellos de alguna manera nos conmovió su amor al arte y su entrega casi idealista a sus habilidades. Porque, como muchos sabemos, ejercer el arte en alguna de sus ramas en un país como El Salvador y más en Cabañas,[5] es ya una labor de titanes. Realizar arte en un país en donde la mayoría de veces no se puede ejercer de manera profesional, debido a la falta de interés gubernamental para su apoyo y promoción y en donde en muchas ocasiones el que está involucrado en algunas de las disciplinas artísticas  no recibe una cantidad de dinero digna para vivir, creemos que conlleva ya de por sí un motivo más para dar un pequeño homenaje a estas personas.

MÁS ALLÁ DE LOS 400 CERROS nace como una idea destinada a la promoción y difusión de las artes en Sensuntepeque y con la visión de que sus personajes sean inspiración para animar a las nuevas generaciones a seguir su vocación artística y como un testimonio tanto para sus familias como para ellos mismos. Guiados por este ideal, en un primer momento decidimos incluir por lo menos a un representante sensuntepecano de cada rama del arte; hay que decir, sin embargo, que aunque algunas de estas personas poseen un gran talento y tienen mucho potencial para desarrollarse, es evidente que su trabajo artístico se encuentran aún en proceso de crecimiento. Creemos que algunos en el futuro –y lo decimos con sinceridad, respeto y esperanza- por medio de la disciplina, la práctica y el estudio constante podrían llegar a un nivel más alto, para que a través de su trabajo  logren convertirse en referentes artísticos y dar a conocer Sensuntepeque a nivel nacional o internacional.

Sorteando los obstáculos que se interponen en las vías salvadoreñas de todo aquél que desea publicar un libro, MÁS ALLÁ DE LOS 400 CERROS presenta al lector, ocho caminos diferentes de conocer Sensuntepeque.

Casi todos los capítulos del libro incluyen un anexo que contiene, por ejemplo, en el caso de los escritores, algunos poemas; en el caso de la música hay algo sobre la marimba,  y así por el estilo otros temas interesantes. Es bueno decir también que casi todos los personajes se encuentran con vida y fue a través de encuentros personales con ellos que pudimos recopilar la información necesaria.

No podemos dejar de mencionar que hemos tenido el honor de contar con la valiosa colaboración de la Licenciada Ana Mercedes Miranda Morán, quien se encargó de elaborar en su totalidad el capítulo dedicado al profesor José Ángel Castillo (Q.D.D.G).

Muchos artistas, por cuestión de espacio, han quedado fuera de esta pequeña colección, lo cual nos lleva a tener la esperanza de que algún día se pueda publicar una segunda parte de este libro. Ojalá así sea. El tiempo lo dirá.

Pero por ahora les presentamos a estos hijos del arte y de Sensuntepeque. Recibámoslos con los brazos abiertos y adentrémonos en la vida de cada uno de ellos. Un pueblo que ama, conoce y  apoya a sus artistas es un pueblo que se engrandece y se desarrolla.

Érika Mariana Valencia-Perdomo

y Óscar Perdomo León


[1] Tomado de Wikipedia.

[2] Como ejemplo, durante “el gobierno del presidente Francisco Flores Pérez se eliminó la clase de Educación musical dentro del sistema de educación pública, desapareció el bachillerato en Artes y también la clase de Historia nacional”, tomado de “Concepto de identidad muy lejos de nuestra educación”, 2008, p. 20 de Benjamín Palomo, publicado en la revista Realidad y Reflexión, de la Universidad Francisco Gavidia.

[3] “Un 0.3 % de la población detenta casi todos los medios de producción”, tomado de “Es necesario un gobierno que respete la Constitución” del Centro Cívico Democrático, Diario Co Latino, jueves 12 de marzo de 2009, p.14.

[4]Maras, delincuencia y sociedad: La vida loca”, reportaje escrito por Christian Poveda, Diario Co Latino, jueves 23 de abril de 2009, p. 19.

[5]Departamento que tiene una tasa de analfabetismo de 24.1%[5], según cifras oficiales -la tercera más alta del país- y con el 66% de su población viviendo en el área rural. Datos según Censo de Población y Vivienda 2007.

Libros de Óscar Perdomo León

Libros de Óscar Perdomo León

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s